lunes, 23 de mayo de 2011

Apuntes post-electorales en Asturias

Columna publicada el 23/05/2011 en el periódico Oriente Express


La victoria de Foro es evidentemente la victoria personal de Alvarez-Cascos, no solo ha robado votos al PP, como era lo evidente, si no que se ha beneficiado del voto de castigo arrastrando votos del PSOE. Hizo una apuesta personal por la presidencia del Principado, y ha ganado.

La inmensa mayoría de los votos se han concentrado en los 4 partidos principales, el resto de los partidos han obtenido resultados muy residuales. El bipartidismo desaparece en Asturias, por lo menos, durante 4 años.


Si bie FAC ha sido el partido más votado para el principado, no ha ocurrido lo mismo en los votos a las elecciones locales, donde el PSOE consigue unos resultados similares, FAC pierde casi 50.000 votos, el PP 20.000 y IU otros 20.000. Esto demuestra que en Asturias ha sido una campaña claramente marcada por los candidatos y no por las ideologías.



Tras las elecciones, la atención en el Oriente de Asturias se centra en los ayuntamientos de Cangas de Onís y Ribadesella, donde tendrán que pactar Foro y PP. ¿Se repartirán una alcaldía para cada formación (Cangas, PP, Ribadesella, Foro) o por el contrario se pactarán de forma independiente?

Pérez Espinosa se pone a los pies de Alvarez-Cascos. Las negociaciones son tremendamente ventajosas para Foro, y, aparte de la presidencia del Principado, que es para Cascos, ¿cederán la alcaldía de Oviedo a Gabino de Lorenzo? ¿Qué otras alcaldías pueden entrar en juego en estos pactos?

El movimiento del 15M ha surtido efecto, pese a lo que dicen los resultados, y para ello hay que mirar 3 datos importantes: Más de 1 millón de votantes han elegido alternativas en partidos minoritarios, ha habido más de 500.000 votos en blanco y cerca de 400.000 votos nulos, cifras nunca vistas en anteriores elecciones. Son 2 millones de votos que pueden decidir cualquier elección.

El PSOE tiene que iniciar un claro proceso no de regeneración, sino posiblemente de refundación. La sangría de votos a nivel nacional es espeluznante, más de 1.600.000 votos, que no se han traducido en un trasvase al PP, que ha incrementado en 380.000. UPyD se consolida poco a poco como fuerza política con 460.000 votos.

En clave nacional, la presión que recibirá Zapatero para adelanto electoral será tremenda, pero no lo hará sin que esté garantizada la sucesión en el PSOE para al menos presentarse un candidato con garantías. Traspasar los resultados a una generales supondría una victoria por mayoría absoluta del PP.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total