martes, 3 de mayo de 2011

Un par de cifras

Columna publicada el 03/05/2011 en El Oriente Express


Dos cifras han surgido la semana pasada. Una de ellas absolutamente terrorífica, como son los 5 millones de parados en España, y en concreto en Asturias, el paro se sitúa en 87000 personas. Y luego, desde la Agencia Tributaria ha surgido otra que me deja absolutamente perplejo: El empleo sumergido mueve en Asturias 1565 millones de Euros, aproximadamente un 6% del PIB, o sea, una absoluta barbaridad. Y con estos datos, me he propuesto hacer unos números.

Se supone que el empleo sumergido es aquel que no es declarado, se paga en negro. Tenemos ejemplos varios de ello, fundamentalmente en empleadas del hogar (aunque esto no es del todo cierto, solo hay obligación de darlas de alta si trabajan un determinado número de horas en casa ajena), trabajadores en el sector hostelería y comercio, trabajos de autónomo que no son declarados, y asalariados que no están dados de alta en la Seguridad Social. Pero aún así, no me salen las cuentas. Supongamos que todos los parados de Asturias están cobrando en este empleo sumergido, se hace una pequeña división, y resulta que cada uno de ellos genera 17988 € por cabeza. Asombroso. Evidentemente no todo es un sueldo, pero aún así no me cuadra de ninguna de las maneras. Ni todos los parados están en situación de cobrar nada en negro, ni evidentemente, todo ese dinero va a parar a los bolsillos de los parados.

¿Donde está, entoces, es dinero? Pues fundamentalmente en chanchullos, comisiones, trampas y sobornos. Pensar de otro modo sería un error. Si realmente fuese a gente que lo necesita, no me parecería mal del todo, pero asignar esta cifra única y exclusivamente al empleo sumergido me parece sibilino. La solución que se ha propuesto, es dar un tiempo a los empresarios para que den de alta a todos los que estén en situación irregular perdonando las multas antes de empezar inspecciones. Un brindis al sol. Ese dinero negro es una lacra social a erradicar. Aunque es extremadamente dificil. Y si no parece mucho, miren el PIB español, y hagan el mismo cálculo. Asusta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total