martes, 12 de abril de 2011

La materia de la que están hechos los sueños

A las 9:07 del 12 de Abril de 1961 Yuri Gagarin despegaba hacia el mayor desafío que jamás se había enfrentado el ser humano: El primer viaje al espacio. El sueño de la consquista de las estrellas comenzaba. El trabajo de miles de personas, su esfuerzo y dedicación representados en la figura de Gagarin.

Hay determinados acontecimientos que tienen la capacidad de asombrar y unir a todas las personas, acontecimientos que superan a los propios protagonistas y que les convierten en inmortales, en mitos. Son aquellos acontecimientos que hacen que se nos eleve la imaginación y nos preguntemos cómo sería si lo hubiese realizado uno mismo. Alejandro Magno y su conquista del mundo, Marco Polo y sus viajes a Oriente, Colón y el descubrimiento de un nuevo continente, Admunsen y Scott y la llegada al Polo Sur. Yuri Gagarin. Neil Armstrong. Son personas que tuvieron algo en común: Convertir en realidad lo que en su momento no dejaba de ser un sueño, una utopía. Y todos sabemos que no hay mayor felicidad que ver cumplido un sueño.

El vuelo de Gagarin nos hizo comprender que viajar al espacio no estaba fuera de nuestro alcance, que era el primer paso a dar, porque una vez que se ha materializado un sueño, hay otros que cumplir, y si hemos cumplido tantos, ¿por qué no haremos lo mismo con los que le siguen? Tal vez no seamos nosotros mismos quienes los hagamos realidad, pero siempre habrá un grupo de personas que trabaje en ellos y lo consigan, y sabremos que sus éxitos también serán nuestros.

Poyéjali!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total