jueves, 20 de octubre de 2011

Expedientes, fauna, lobos y otros bichos en Los Picos de Europa

Os dejo la que por el momento será mi última columna en el Oriente Press hasta que renazca con más fuerza aún, y que se publicó el 18 de Octubre de 2011

Se ha publicado el informe de expedientes por daño de fauna de 2010 que afectan al Parque de Picos, un informe que tiene pocos años de vigencia y que nos permite sacar algunas conclusiones respecto a la situación de la fauna, los daños que se producen y la gestión que tiene que afrontar las comunidades autónomas ahora que se han traspasado las competencias. Evidentemente, la atención primordial se la llevan los expedientes por ataques de lobos, que suponen 54 ataques por un importe de 28.422€ en Asturias, en comparación del único ataque que se ha registrado en la vertiente leonesa por un importe de 661 €. Esto parece dar alas y razones a todos aquellos que defienden la necesidad de declarar al lobo como especie cinegética , y así lo están haciendo saber. Pero la realidad es que la gestión que se está llevando a cabo actualmente funciona, sin necesidad de poner en peligro a la especie más emblemática de la que podemos disfrutar, y simplemente hay que mirar un poco atrás y comprobar los datos de años anteriores: 2009, 89 expedientes y 2008, 94 expedientes. La reducción es más que significativa. Aún así, se sigue vendiendo la idea de que sufrimos alguna especie de plaga debido al lobo, cuando lo que realmente está sucediendo. Es evidente que hay otros intereses detrás de esta campaña que los meramente económicos. 



Fuente: La Voz de Asturias.




Otra de las cuestiones que ponen sobre el tablero este informe es que estamos realmente lejos de conseguir una gestión del Parque que sea unificada, por muchas comisiones de gestión se creen y por muchas presidencias rotativas que se implanten. Mientas en Asturias se persigue al lobo, en la vertiente leonesa, donde vive la gran mayoría de familias, se está planteando de manera muy seria declararlo como especie protegida. Y la cuestión es que los animales no entienden de fronteras autonómicas, y pueden desplazarse con libertad por todo el parque, por lo que si en un sitio están perseguidos, en otros están protegidos. Y esto es algo que se debe solucionar, porque no solo afecta a un animal, si no que cualquier decisión que se tome será papel mojado ante las actuaciones de cada comunidad autónoma. De este modo conseguimos tres parques diferentes con sus legislaciones respectivas, y tendremos que pagar una serie de sueldos públicos para gente sin ningún poder de decisión, prebendas y pagos electorales prometidos de manera oscura. Eso sí, para solicitar los más de 600 millones de € de la transferencia, ahí no hay discrepancias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total