martes, 30 de agosto de 2011

El lobo, un problema eterno.

Columa publicada en el Oriente Express el 30 de Agosto de 2011

Si hay un animal que a lo largo de la historia ha sido maldito, y aún lo es, es el lobo. Cada poco, podemos leer noticias de ataques al ganado, y por regla general, las respuestas y reacciones suelen ser muy viscerales, incluso en algunos sitios se le ha tildado de alimaña. La realidad es que el lobo es una de las joyas biológicas que quedan en el parque de los Picos de Europa, el último gran depredador, y no nos podemos permitir el lujo de extinguirlo.

El hecho es que la gestión en este tema ha sido caótica. Compaginar los derechos de los ganaderos a vivir de sus cabañas, y al mismo tiempo, proteger una especie como el lobo debería ser una de las prioridades de la nueva gestión del parque. Y creo que convertirlo de la noche a la mañana en especie cinegética no es ni mucho menos la solución. Y por una serie de razones: No hay un censo realizado sobre cúantos lobos hay en el parque, no hay un estudio claro sobre cuales son hábitas actuales y no se determina con claridad si todos los ataques registrados pertenecen al lobo o a perros asilvestrados. Mientras no se solucionen estas cuestiones, plantear un cambio en la gestión es un auténtico disparate.

¿Y los ganaderos? preguntarán. El primer paso es aceptar que tienen que convivir con el lobo. Y el segundo es que es absolutamente imprescindible un cambio a la hora de gestionar las ayudas en caso de que pierdan cabezas. No puede ser que estas ayudas tarden tanto tiempo en darse, ni que las cuantías no cubran el perjuicio que sufren. Debe corregirse con urgencia para que pueda haber una buena convivencia.

La realidad es que o se busca una gestión eficaz para la pervivencia de este animal, o en poco tiempo sólo se podrá ver como se ven actualmente los osos del mazizo oriental. En fotografías rodeados de cazadores.

2 comentarios:

  1. Bueno yo creo que en esta reflexion falta la 3ª Via

    No se puede decir que el lobo no sea un animal depredador, que lo es, sino que tambien es un animal que tras años de matanza indiscriminada esta en vias de extincion, aunque ahora se intenten salvaguardar.

    Los ganaderos tambien tienen toda la razon, no se pueden perder cabezas de ganado, y no solo perderlas sino que el stress de un ataque lobero a un rebaño queda marcado en el ganado para la produccion de leche, ya que ese stress perdura.

    La 3ªvia que hablo seria la de alimentar a estos depredadores, aligual que pasa con los buitres antes se desechaban animales muertos en los montes para que las alimañas se alimentaran.

    Ahora nadie puede dejar su ganado muerto en los montes y se tienen que llevar a vertederos controlados, cosa que recrudece el instinto de los animales carroñeros y que hace quemuchas veces ataquen a animales vivos.

    Para mi la solucion, que el estado alimente de alguna manera a estos animales que aunque depredadores o alimañas siguen formando parte de un ecosistema que los humanos no nos cansamos de jugar con el.

    ResponderEliminar
  2. Hola Pancracio, gracias por el comentario y perdón por la tardanza. :P

    No se que decirte a esa solucíon, incluso antes de escribir la columna le estuve dando vueltas, y sí, puede ser un camino a seguir, pero aún así pienso que se tendría que tomar una vez tomada en cuenta todas las alternativas y recogida toda la información disponible, cosa que no sucede. Y comprobar si esta idea se ha utilizado en algún otro sitio y que resultados ha tenido, sean positivos o negativos. Por eso la importancia de difundir este debate, porque es absolutamente imprescindible

    Un saludo

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total