martes, 6 de septiembre de 2011

La Constitución y otros caminos

Por motivos de espacio, esta semana no se pudo publicar mi columna, lo cual es una pena, pero obviamente a veces el espacio está dedicado a otras noticias, y a conseguir fondos para que siga publicándose. Aún así, la escribí, y os la dejo aquí por si estáis interesados en leerla.

Un saludo


Parece que no, pero ya tenemos aquí al lado las elecciones generales. Dentro de tres semanas serán disueltas las cortes e iniciaremos la precampaña electoral, y mientras tanto se están produciendo una serie de movimientos que nos dan pistas de la que se nos viene encima. Lo primero de todo ha sido la vergonzante reforma de la Constitución que nos han impuesto los dos partidos mayoritarios. Cierto que es legal, pero podrían haber elegido el camino marcado por el Art. 167 en vez del Art. 168, que recomiendo vivamente que lean, ya que la Constitución es la norma fundamental que nos rige a todos, y los ciudadanos deberíamos decidir, más si cabe cuando hay otros temas y reformas pendientes de mucha mayor importancia, como la reforma del Senado o la sucesión a la corona. Si queremos vivir en una democracia, ésta tiene que ser en dos direcciones, votación para elegir a nuestros representantes, y que éstos, en determinados temas de importancia capital, consulten la opinión de la ciudadanía y actúen en consecuencia. Ya no somos niños para que nos lleven de la mano.

Otro punto importante es que tras la clara claudicación de Zapatero a las políticas neoliberales, y las primeras medidas tomadas por los nuevos gobiernos autonómicos adivinamos por donde irán los tiros, y la frase clave es reducir el gasto. ¿Y que entienden por gasto? Recortar fundamentalmente en Sanidad y Educación. Pues no. Porque Sanidad y Educación no se pueden considerar gasto, si no inversión. Eliminar fondos de estas partidas es hipotecar el futuro a medio y largo plazo, con jóvenes con peor salud y menos conocimientos. Todavía estoy esperando que alguien me explique como estos recortes pueden ser beneficiosos. Como dijo Derek Bok, si la educación les parece cara, prueben con la ignorancia. Eso sí, mientras estas políticas se están poniendo en práctica, alguna lideresa exige ingentes fondos para invertir en una nueva policía autonómica. Y algún ministro de Fomento dice que no se puede subir los impuestos a las mayores rentas porque no da tiempo. Alucinante.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Recortarán de todos lados porque sin dinero no se vive,hace falta mucho y en poco tiempo y los "ricos" con su hipotéticos pagos desiguales de impuestos no van a a ser la solución,recortarán también en educación y en sanidad pero al no compartir ideas con los que lo aplican te vas al extremo y no creo que sea tan "grave" dentro de la gravedad....
    Menos visitas a urgencias por tonterías y que los padres se preocupen más de que sus hijos estudien y no les falten el respeto a los profesores, así todo irá mejor y lo del dinero se notará menos...
    Amos digo yo!!

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total