domingo, 1 de septiembre de 2013

¿Noruega deja de financiar su iglesia? No, es un bulo.

Estamos ante el típico caso de noticia antigua que se exagera, luego se falsea y se reproduce viralmente  sin que la gente se tome la más mínima energía en comprobar si es cierto o de donde proviene esa noticia. El problema de siempre, si una noticia confirma tus ideas lánzate a difundirla sin siquiera confirmar. Una actitud que tenemos que cambiar, sin duda.

Todo este embrollo se basa en la mala interpretación que se hace de unas enmiendas constitucionales que se hicieron en Noruega en mayo de 2012. Sí, hace más de un año. Pero pongámonos en antecedentes. Hasta ese momento, en la Constitución noruega se establecía que la religión oficial del estado era el luteranismo. Así, el rey de Noruega tenía que ser por obligación luterano y la Iglesia tenía que aceptar los nombramientos en la jerarquía eclesiástica que se le impusieran, entre otros compromisos. Una relación bastante cercana. De hecho, le estado estaba obligado a participar en las actividades religiosas de la iglesia luterana.

Lo que se modificó en la Constitución fueron 7 artículos, siendo el más destacado el artículo donde se afirmaba que la religión luterana era la oficial del estado, cambiándolo por una definición donde se afirma que los valores de la nación tienen una herencia cristiana y humanista. La idea es, por tanto, igualar la iglesia luterana al resto de religiones y asociaciones del país. Pero eso no significa que se deje de financiar. El estado va a seguir pagando y mantener la responsabilidad como empleador de obispos, decanos, sacerdotes y otros empleados de la iglesia que sean contratados a parte de seguir manteniendo otros privilegios adquiridos. Pues que queréis que os diga, a mi eso me suena a financiación, y de las buenas.

Lo que sí es noticioso, y que demuestra la diferencia con nuestro país, es que la propia iglesia luterana estaba de acuerdo con esta modificación y la solicitó con fuerza, no sólo porque consigue independencia a la hora de nombrar a su jerarquía, aunque de hecho ya la tenía, si no por una constante solicitud de esa independencia y de ponerse a la misma altura que otras religiones minoritarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Páginas vistas en total