martes, 26 de julio de 2011

Las infraestructuras en el Oriente de Asturias. Misión imposible

Columna publicada en el Oriente express el 26 de julio de 2011


Las infraestructuras es uno de los primeros temas que se suelen sacar a la palestra en los primeros días de cualquier nueva legislatura, y esta vez no iba a se menos. Y son tres los puntos de principal interés que concentran la atención. El primero de ellos es la eterna obra de la autovía del Cantábrico. La aparición de una cueva en Vidiago vuelve a poner aún más si cabe en entredicho el manoseado calendario de finalización. Aquí entran en conflicto dos intereses, la urgencia por terminar la infraestructura con el mantenimiento del patrimonio. Yo en todo caso me decanto por lo segundo. El patrimonio es riqueza común y debe ser preservado y estudiado. Mi mayor temor es que, como es norma habitual entre nuestros políticos, utilicen todo este asunto como arma arrojadiza en vez de buscar la mejor solución, con lo que las obras volverán a acumular más tiempo de retraso, si es que eso es posible.

El segundo punto es una vieja aspiración de Cascos, que es unir Ribadesella y Cangas de Onís mediante una autovía. Que a su vez choca con la propuesta alternativa de unir Colunga con Arriondas a través del túnel del Fitu. Tal vez en otros tiempos no tan lejanos se hubiesen acometido ambas infraestructuras. Pero ahora es imposible. Hay que tener muy claro cúal de las dos se va acometer y cúal de las dos puede ser más beneficiosa económicamente y menos dañina para el paisaje. Otra vez nos encontramos en la misma tesitura. Arma arrojadiza en vez de buscar la mejor solución. Y aunque sea bastante improbable que salga alguna adelante, sin duda será una de las culebras de la legislatura.

Y la tercera es otra aspiración, que ha tenido diferentes enfoques, y es unir Asturias con la Meseta a través del Pontón. La última propuesta del alcalde de Cangas de Onís es una vía rápida. Esta posiblemente sí tenga más sentido, pero ya en su momento la construcción de la carretera del Pontón fue de las más caras de Europa. Acometer esa obra, con el desnivel a cubrir, y por el terreno que pasa se antoja poco menos que titánica, amén del tremendo daño ecológico y de paisaje que pueda ocasionar será extremadamente caro, y actualmente no entraría en los planes de ningún Ministerio de Fomento. Estos son los tres principales focos de atención, pero veremos como en los próximos días salen más. Estaremos atentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Páginas vistas en total