sábado, 21 de diciembre de 2013

Mensaje para todos los pperos, poloflautas e hijos de puta de la misma calaña que lo lean

El asco, la repugnancia que me produce todo lo que defendéis es infinito. Pero lo que se ha hecho con la ley del aborto supera todos los límites. ¿Pero quien cojones sois para imponer vuestras voluntades sobre lo que decida una persona? Ya está bien de imponer vuestra retorcida moral católica a los demás, herencia de una época oscura, terrible que lleva 2000 años aprisionando a la mujer y a todo aquel que no piense como vosotros. Es asqueroso que penséis que una mujer no puede tomar decisiones por sí misma. La queréis encerrada en casa, sumisa e idiotizada, porque os quedasteis total y absolutamente aterrorizados cuando os disteis cuenta que son totalmente capaces de dirigir su vida, que no os necesitan para ABSOLUTAMENTE NADA. Sois unos putos vampiros sociales, violadores, maltratadores y opresores. Vuestra inferioridad moral es tan inmensa que sólo os sentís realizados abusando y discriminando a todos los demás.

Me dan ganas de vomitar y luego arrancaros la cabeza cuando miráis con ese asqueroso aire de superioridad y condescendencia, cual curitas pederastas y pensáis "pobrecitas, no saben lo que hacen." Pues claro que lo saben, y mucho mejor de lo que jamás seríais capaces de asimilar, porque estáis desfasados, anticuados y aterrorizados.

Y a tí, mujer, que votaste al PP y defiendes sus anacrónicas y criminales ideas, no te dejes engañar ¿quieres volver a la época cuando eras la señora de? ¿Quieres volver a casa para tenerla limpita y preparar la comida a tu marido? ¿A no poder hacer nada si no lleva la firma del "cabeza de familia"? ¿A seguir perdiendo más y más derechos para ser usada como un objeto o como una incubadora? ¿A que decidan con quien tienes que casarte, cuando puedes hablar o que puedes estudiar? Porque ese es el camino al que te llevan, al que nos llevan a todos. Ten una cosa clara, yo lucharé por defender tus derechos, pero no servirá de nada si no te unes.

Y eso va por todos.

sábado, 14 de diciembre de 2013

Pote de berzas, dos comensales de más y la solución de Ana Mato

El fin de semana pasado anduve por el pueblo,  haciendo un poco de todo menos comportarme decentemente, y aproveché el domingo para visitar el mercado. Y dando una vueltina pensé "coño, berzas.  Hagamos un pote el fin de semana que viene."  Gasté mis escasos céntimos en el condumio y tan feliz que me volví para Madrid.


Pote prehomeopático


Como tengo una lengua que me pierde y soy persona generosa, empezaron a aparecer comensales por doquier. Pero bueno,  más o menos con lo que tengo y alguna tortu que otro (nota: Masa de harina de maíz frita en aceite muy caliente)  pues lo arreglamos para comer. Pero hete aquí que me llegan noticias de que dos comensales se autoinvitan. Poco a poco la desazón me empieza a invadir, veo que no tengo suficiente para todos. Desesperado, miro en la nevera y no es que tampoco haya demasiado que ofrecer, cuando de repente una idea cruza mi cabeza cual caballo al galope. ANA MATO . S í.  Nuestra Ministra de Sanidad me ha dado la solución. ¡¡¡Han aprobado los preparados homeopáticos!!!  En nuestro Gobierno tenemos a la gente más preparada del país ¿Verdad? No lo duden. Y jamás de los jamases nos mentirían. ¿Quien puede dudar de su honradez, su rectitud, su compromiso?

Ufano me dirijo a la cocina a poner remedio al problema, así que cojo mi otra olla (sí, tengo 2, que pasa) y divido el pote entre ambas y las lleno de agua hasta arriba. Bueno, no es que sea un 1DH pero tampoco hay que ser tiquismiquis.  La socusión.  Joder con la socusión, agitar 10 veces hacia arriba, 10 hacia abajo y 10 a izquierda y derecha me ha destrozado. Que cada cacharro hasta los topes pesa lo suyo. Qué dolor de brazos. Pero todo sea por dar de comer a mis amigos.  Espera ¿que digo amigos? Joder, si con este sistema tengo pote para siempre, ¡infinito! y cada vez más potente.  Me voy a jartar. (OJOCUIDAO. PENSAMIENTO LATERAL: ¿No sería así como Nuestro Señor Jesucristo hizo el milagro de los panes y los peces? ¿No será El Primer Homeópata? Habrá que investigar)


Espero tranquilamente el tiempo de cocción y voy a probarlo, como buen cocinillas. Decepción. Está como un poco aguachirri. Algo habré hecho mal, sin duda. Seguramente sea que no hice bien la disolución. Pues nada, a iniciar el proceso otra vez. Así que saco todos los tupers y cacharros que encuentro para vaciar las ollas y empezar de nuevo, no es cuestión de tirarlo; eso sí, la cocina es un cuadro de cacharros rebosantes. Me pongo a repetir el proceso, pero esta vez bien, cuidando las proporciones. De verdad, la socusión me va a matar, que uno ya no tiene años para estos esfuerzos, pero bueno.  Al abrir las ollas de nuevo la decepción ataca con toda su furia. Esta vez acompañada de lágrimas. Una especie de agua sucia con alguna hoja de berza y algún triste y solitario grano de chorizo me dirigen suplicantes miradas rogando que acabe con su vida. PERO SI ESTO NO SABE A NADA. ¿DONDE ESTA MI GLORIOSO POTE? ¿COMO DOY DE COMER A MIS INVITADOS? ¿QUIEN COÑO VA A LIMPIAR TODOS LOS CACHARROS QUE TENGO SUCIOS?

No lo entiendo, de verdad.  Si lo hice igual que lo hacen los homeópatas, paso por paso. ¿Cómo es posible entonces que sus preparados funcionen y no funcione en mi pote? ¿acaso la memoria del agua se está riendo en mi cara gastándome una broma? ¿Y si mi adorada Ana Mato y el Gobierno nos engaña? ¿Y si resulta que la homeopatía es un timo y no funciona? Soy un auténtico mar de dudas, tembloroso, imaginando cómo dar de comer a mis amigos con el desastre que tengo montado. Supongo que no me queda más remedio que llamar al chino como única solución, porque como todo el mundo sabe, su antiquísima y milenaria tradición medicinal sí funciona. ¿Verdad? ¿VERDAD?


Resultado final, no homeopático. Obvio


Páginas vistas en total