jueves, 24 de noviembre de 2011

A la sombra de Darwin

Hoy, 24 de noviembre, se cumplen 152 años desde que se publicó uno de los libros más influyentes de la historia, El Origen de las Especies, publicado por uno de los científicos más reconocidos, Charles Darwin. Pero al mismo tiempo que Darwin escribía su obra magna, otro naturalista llegaba a las mismas conclusiones que Darwin, se trataba de Alfred Rusell Wallace.


Alfred Russell Wallace. Fuente: The Guardian


Nacido en Gales en 1823, pronto se interesó por las ciencias naturales, y por las grandes exploraciones, que lo llevarían a realizar un viaje por el Amazonas en donde realízó investigaciones sobre flora y fauna y geografía en 1848. Pero el viaje que le inspiró realmente la teoría de la evolución fue el que realizó entre 1854 y 1862 que le llevó al archipiélago malayo. Wallace quedó sorprendido por las diferencias que había entre los animales existentes entre dos zonas divididas por un canal de agua a través del archipiélago, que hoy se conoce como canal de Wallace, y que pasa Bali, Borneo y Las Filipinas, separando los continentes de Asia y Australia. Se dio cuenta de que las especies existentes en ambas regiones eran muy diferentes entre sí, pensaba que las especies que existían en Australia eran más primitivas que las asiáticas, y que si las australianas habían sobrevivido más tiempo, mientras que las asiáticas se habían desarrollado, era porque se habían separado, y concluyó que esto se debía a que las especies sólo puede cambiar a partir de otra que haya existido en la zona, esto es, la selección natural.


Mapa de The Malay Archipelago. Fuente: Wikipedia


Lo curioso del caso es que tanto Darwin como Wallace habían llegado a la misma conclusión inspirados por la misma obra:  Ensayo sobre el principio de la población, de Malthus. Según Malthus, economista inglés, a medida que pasa el tiempo, la población humana tiende a crecer de manera geométrica, mientras que los recursos de los que puede proveerse sólo crecen en proporción aritmética, por lo que tarde o temprano, la población superará irremediablemente los recursos de los que dispone, a menos que sea contenida artificialmente. Si no sucede, entrarán en juego los factores naturales, y la hambruna, epidemias y enfermedades diezmarán la parte más vulnerable de la población, o lo que es lo mismo, Malthus describía los efectos de la competencia por los medios de supervivencia. Ambos fueron capaces de adaptar la teoría económica a la ciencias naturales deduciendo que aquellos animales que se pudiesen alimentar serían los que sobreviviesen y se reprodujesen.

La cuestión es que Darwin llevaba más de una década preparando su libro, y aún habría tardado más si no fuera por una carta que recibió de Wallace en 1858, donde incluía su manuscrito. Wallace y Darwin se escribían con regularidad e intercambiaban impresiones, y en este manuscrito Wallace proponía una teoría de la evolución prácticamente idéntica a la suya, y lo más inverosímil, comentaba cómo Malthus le había inspirado del mismo modo. El hecho de que no fuera el único propietario de la teoría de la evolución, por fin le animó a publicar El Origen de las Especies. Aún así, Darwin presentó el manuscrito ante la Sociedad Linneana de Londres, acreditándolo como codescubridor.

Alfred Rusell Wallace regresó a Inglaterra en 1863 y desde ese momento se convirtió en un ferviente defensor de las teorías de Darwin, y por lo tanto de las suyas, que desde sus primeros momentos ya generó una amplia polémica. En 1869 escribió su principal obra, El Archipiélago Malayo, donde relata sus viajes, experiencias y estudios que realizó durante su viaje y que dedicó al propio Darwin.

Murió en 1913 a la edad de 90 años, con un gran reconocimiento en su momento y que se ha ido diluyendo con el paso de los años, y aparte de sus trabajos en la teoría de la evolución, Alfred Rusell Wallace también destacó en otros campos científicos y como un gran activista social, luchando contra el racismo y en defensa de la clase trabajadora. Pero esto ya es otra historia.







2 comentarios:

  1. Muy bueno. En mi opinion, el mejor de todos los que escribiste hasta ahora. Felicidades

    ResponderEliminar
  2. Todos los caminos llevan a la verdad.

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total