martes, 13 de noviembre de 2012

Mayhem, la sangrienta historia del black metal

Noruega. Estado de bienestar, pacifismo, desarrollo, progreso, conciencia social, vamos, un ejemplo y una aspiración al que mucho le echamos un ojo como idea de lo que nos gustaría que fuese nuestro propio país. Y al mismo tiempo, junto con el resto de los países escandinavos, uno de los lugares con mayor cantidad de bandas de heavy. En todas sus variantes.

Mapa de la distribución de bandas Heavy en el mundo.

Y fue allí donde se dio origen a una de sus variantes más extremas, el black metal. Y la que es posiblemente la banda más influyente, y con la historia más sangrienta. Mayhem.

En 1984, un grupo de jóvenes, fundamentalmente Oysten "Euronymous" Aarseth  y Jorn "Necrobutcher" Sturbberud, e influenciados por otro grupo, Venom, que un par de años antes sacó su último disco, Black metal, crearon el grupo de black metal Mayhem. Grupo que durante sus primeros años tuvo multitud de cambios de miembros y dónde sólo se llegaron a publicar un par de maquetas. Estos jóvenes tenían en común ideas que van muy en contra de lo que se considera normal en los países nórdicos, donde, a pesar de sus tasas de ateísmo, están altamente cristianizados. El satanismo, paganismo, la exaltación de lo nórdico, la violencia y la muerte eran parte de sus ideales, como se ve constantemente reflejado en sus letras, y en sus actuaciones, plagadas de sangre, autolesiones y empalamiento de animales muertos.


Mayhem en 1990. El sonido, obviamente, es bastante malo


En uno de esos constantes cambios de miembros de la banda, destaca una fecha y un nombre. En 1988 se incorporó a la formación Per Yngve Ohlin "Dead" como vocalista. Un personaje obsesionado con la muerte, al que acompañan numerosas anécdotas y leyendas, y que era propenso a realizarse cortes en los conciertos que sangraban profusamente, llegando incluso a ser ingresado tras una actuación por haber perdido demasiada sangre. Tenía una personalidad muy negativa y pesimista, por lo que posiblemente sufría algún tipo de depresión, como así confesaron algunos de sus amigos y compañeros.

A principio de los 90 Euronymous era el propietario de una pequeña tienda en Oslo llamada Helvete (Infierno en español) y de un pequeño sello discográfico, Deathlike Silence Productions, que se convirtieron en el centro neurálgico del black metal, donde acudían tanto músicos como aficionados para intercambiar ideas, y donde surgió el Inner Circle, con dos objetivos, dar forma a la música que interpretaban y realizar acciones anticristianas de marcado carácter violento. Entre los miembros del Inner Circle se encontraba Varg Vikernes, fundador y único miembro del grupo Burzum. Vikernes compartía las ideas del grupo a las que añadía una marcada ideología nazi.

El 8 de abril de 1991 Dead se dirigió a dar un paseo por el bosque, durante el cual decidió acabar con su vida, por lo que se cortó las venas. Viendo que no obtenía el resultado esperado, regresó a su hogar y se descerrajó un tiro en la cabeza con una escopeta de caza. En la nota de suicidio se podía leer: Perdonad toda esta sangre. El cuerpo fue encontrado por el propio Euronymous, que ni corto ni perezoso, cogió una cámara de fotos y se dedicó a retratar el cadáver de su compañero, fotos que fueron posteriormente utilizadas en la portada de su álbum Dawn of the black hearts, así como a recoger pedazos del cráneo de Dead con los que posteriormente realizó un collar.


Portada de Dawn of the black hearts

Mientras, las actividades del Inner Circle seguían adelante, y empezaron a llevarlas a la práctica, sobretodo de la mano de Virkenes. En junio de 1992 incendió la iglesia de Fantoft, una construcción medieval de madera que se encontraba entre las más antiguas de Noruega, acto que afectó a las pacífica sociedad noruega, y que como efecto añadido consiguió darle una fama al black metal de la que entonces carecía, sacándolo del circuito underground en el que se encontraba y dándole incluso transcendencia internacional. A este incendio le siguieron otros hasta completar más de 50 en un periodo que abarcó 6 años y donde se incluyeron miles de profanaciones de tumbas y pintadas satánicas en numerosos cementerios, que culminaron con el asesinato de un homosexual a manos del jóven Bard Eithum, en aquel entonces dependiente de Helvete, la tienda de Euronymous,

Asímismo, la colaboración musical entre Virkener y Euronymous seguía adelante. A través del sello propiedad de Euronymous, salió el primero de los discos de Burzum, de mismo nombre, y empezó a colaborar como bajista en la grabación del que sería el primer disco de Mayhem, De misteriis dom sathanas. De algún modo, las cosas entre los dos se complicaron de manera extrema. El éxito del disco de Vikernes provocó la envidia de Euronymous, y al mismo tiempo, aquel vio cómo perdía el control de los ingresos del mismo al pertenecer al sello del segundo. La situación se tornó explosiva y tomó todo su dramatismo la noche del 10 de agosto de 1993. Virkener, acompañado de su amigo Snorre Ruch, se dirigió al hogar de Euronymous, y una vez allí, con la excusa de hablar de negocios, subió solo hasta el apartamente y le asestó 25 puñaladas, tras lo cual emprendieron la huida dejando el cadáver en el suelo. Virkener alegó defensa propia y que las puñaladas en la espalda se las produjo al caer sobre cristales rotos, por lo que no se podrían considerar tales. No resultó. Fue condenado a 21 años de cárcel, máxima pena del sistema judicial noruego.


Reacción de Virkenes al conocer la sentencia


En un último giro del destino, meses después se publicó De misteriis dom sathanas, primer largo de Mayhem, donde colaboran asesino y víctima. La publicación del disco se retrasó por la negativa de los padres de Euronymous a que se publicase mientras siguiese grabada la colaboración de Vikernes, ya que se convirtieron en los propietarios del sello discográfico. Al final, el batería del grupo, Hellhammer, engañó a los padres asegurándoles que se habían sustituido las pistas correspondientes cuando no era así y el disco fue puesto a la venta.

Tras estos acontecimientos, la banda se disolvió temporalmente, volviendo a reunirse en 1995. Verg Virkenes siguió componiendo en prisión a la vez que publicaba sus escritos, y tras 16 años en prisión obtuvo la libertad. El black metal sigue siendo un mundo extremo donde se siguen produciendo acontecimientos sangrientos, pero, al mismo tiempo, su proyección internacional ha generado una serie de bandas que, según los puristas, no dejan de ser más que teatro e imagen.


Páginas vistas en total